VIH SIDA
¿Qué aspectos de la enfermedad debe conocer el médico general?



MANIFESTACIONES CLINICAS HEMATOLÓGICAS EN VIH

Dra. Claudia Solé


Las manifestaciones hematológicas en el paciente con VIH son múltiples, y pueden verse como complicación de la propia enfermedad o vinculadas al tratamiento. Habitualmente se presentan como citopenias, asintomáticas, y se diagnostican por un hemograma de rutina.

ANEMIA

Es la citopenia más frecuente, en el momento del diagnóstico se presenta aproximadamente en un 15%, llegando a un 100% en las etapas finales de la enfermedad.
En la mayoría de los casos es una anemia normocítica-normocrómica con reticulocitosis baja. Su causa es multifactorial pudiendo deberse a la infección de los precursores eritroides por el VIH, déficit de eritropoyetina, inadecuada captación del hierro a nivel de precursores y/o a una infiltración medular infecciosa o neoplásica, estas última habitualmente se acompañan de compromiso de las otras series.
En los últimos años se han descrito eritroblastopenia secundaria a la infección por parvovirus B19. Una situación clínica frecuente es la anemia microcítica-hipocrómica debida a pérdidas sanguínea a nivel gastrointestinal por lesiones vinculadas a parasitosis o neoplasias (sarcoma,linfoma).
Aproximadamente un 15 a 30% de los pacientes presentan macrocitosis con dosificación de vitamina B12 y ácido fólico por debajo de valores normales, probablemente su mecanismo obedece a alteración en el transporte de vitaminas, a una absorción anormal por una enteropatía de causa infecciosa y al alto consumo de folatos con el uso de antirretrovirales y antibióticos.
En raras ocasiones se puede observar una anemia hemolítica autoinmune con presencia de anticuerpos antieritrocitarios.

LEUCOPENIA

La leucopenia (GB menor a 4000/mm3), se presenta la mayoría de las veces en forma concomitante con la anemia. La infección por VIH afecta todas las series blancas, neutrófilos, linfocitos y monocitos.
Es habitual encontrar un linfopenia durante los períodos de replicación viral y en las etapas finales de la enfermedad. Principalmente existe un compromiso de los linfocitos CD4 que junto con la infección de monocitos y macrófagos determinan alteración en la inmunidad celular.
Es frecuente la neutropenia por dismielopoyesis y por compromiso de las células precursoras por toxicidad farmocológica. En el período de primoinfección puede observarse neutropenia por mecanismo autoinmune.

TROMBOCITOPENIA

La trombocitopenia es una complicación habitual en los pacientes con VIH. En un 50% cursan asintomáticas, los casos sintomáticos se presentan como un síndrome purpúrico petequial y sangrados mucosos leves.
La replicación viral en los megacariocitos desencadena la destrucción de las células productoras, observándose a nivel del aspirado una médula amegacariocítica, manifestación de una trombocitopenia de origen central.
Cuando a nivel periférico se observa una plaquetopenia con células gigantes y a nivel medular un aumento en el número de megacariocitos, evidencia un mecanismo periférico, por destrucción plaquetaria producida por anticuerpos contra los epítopes antigénicos plaquetarios con remoción a nivel del sistema reticuloendotelial principalmente a nivel esplénico.

LINFOMA NO HODKING

Luego del Sarcoma de Kaposi es la segunda neoplasia mas frecuente en la infección por VIH.
Predominan los linfomas de estirpe B, de alto grado de malignidad, dentro de ellos el linfoma inmunoblástico y el de células pequeñas no hendidas (Burkitt).
Mas del 80% se presentan en estadios avanzados con invasión extraganglionar al diagnóstico. Las localizaciones más frecuentes son el SNC, médula ósea, tubo digestivo e hígado.
Es criterio diagnóstico de etapa SIDA.

Casos Clínicos NS. 24 años.
Artesano, adicto a drogas intravenosas. VIH conocido de 2 años de evolución, sin tratamiento. Ingresa al Hospital por epistaxis posterior sin otros sangrados cutáneos, mucosos ni viscerales. Hemograma al ingreso plaquetas 9000, sin afectación de otras series. Mielograma: normal. Se realiza taponamiento posterior y con planteo de PTA se inicia tratamiento con corticoides i/v a altas dosis. Buena evolución, se otorga alta con 50.000 plaquetas. Reingresa a los dos meses por igual sintomatología, con respuesta parcial a los corticoesteroides.

Este es un caso de plaquetopenia autoinmune vinculada al VIH, en un paciente VIH conocido que no venía recibiendo tratamiento antirretroviral, l por mala adhesión.

Reproducido del CD del VII Curso de Actualización en Medicina - Clínica Médica B - Prof. Dr Carlos Salveraglio